jueves, 20 de octubre de 2011

Breve análisis sobre la importancia de los procesos de lectura y escritura en la formación del estudiante, la producción de conocimiento y el desarrollo social.

Por Adán Avendaño Villamizar


La posibilidad de transmitir a la comunidad el conocimiento individual empíricamente adquirido fue lo que alguna vez permitió que la raza humana se convirtiera en la especie dominante del planeta tierra, hoy día el constante desarrollo del conocimiento y las tecnologías, fruto del intelecto humano es lo que nos permite disfrutar de un sinnúmero de comodidades, debido al afán incesante de suplir las necesidades del ser humano a la par que resolvemos las preguntas más fascinantes del universo, todo esto hubiera sido difícilmente posible sin la invención de los sistemas de comunicación orales y posteriormente el código escrito que permite alcanzar a muchos más individuos a través de la distancia y del tiempo difundiendo saber o ideologías. 

Poco después de la II guerra mundial comenzó a hablarse de “países subdesarrollados” tercermundistas se les llamo en algunos casos, lo interesante de esto es que algunos de estos países que parecían condenados a la miseria lograron convertirse en potencias económicas y al ir a investigar a todos estos “milagros económicos” se encontró como punto en común que se había invertido en la potenciación de la educación, siendo así se ha hecho evidente que existen vínculos claros entre la educación, la reducción de la pobreza y la sostenibilidad de las economías, las organizaciones internacionales como UNESCO[1] y el FMI reconocen que la educación es un factor primordial en el desarrollo de la economía de cualquier país, actualmente, más que nunca el conocimiento es poder, poder y desarrollo económico esto lo podemos también apreciar fácilmente en la denominada “fuga de cerebros” denominación con la que se conoce la migración de mano de obra altamente calificada a otros países que resultan más atractivos, hecho que ha sido señalado como preocupante ya que reduce las posibilidades de desarrollo económico de un país. 

Contextualizando y articulando estas afirmaciones a la realidad surge un interrogante: Siendo tan importante para el desarrollo de un país la educación como ha sido demostrado por los estudios realizados no solo por la UNESCO sino por varios investigadores y catedráticos ¿Qué importancia tiene los procesos de lectura y escritura y son estos susceptibles de ser dominados por cualquier estudiante?. 

ANALISIS DEL INTERROGANTE PROPUESTO 

Los desafíos que la época moderna plantea a la sociedad son enormes, se trata no solo de manejar una gran cantidad de conocimiento sino que exige que ese conjunto de saberes se articulen e implementen de manera que generen utilidades, es decir, se requieren resultados, la tendencia actual de competitividad implica que para sobrevivir en el mundo moderno el profesional o técnico deberá propender por la especialización, pero también exige en alguna medida el desarrollo de la cultura general, se espera de todas las personas un cierto grado de instrucción en varias aéreas de la ciencia, siendo esto así, entonces en mayor medida se le exigirá a un profesional un amplio grado de cultura general aparte de la ya mencionada especialización en su respectivo campo. 

Esta sociedad, la del siglo XXI es la sociedad de la información[2], las nuevas tecnologías en constante desarrollo han permitido el acceso a miles de personas a un conocimiento antes reservado para la elite, hoy día cualquier persona puede consultar o aportar a través de la web un sinnúmero de documentos facilitando el proceso de apropiación y formación del conocimiento. 

En algún momento se pensó que el auge de los medios audiovisuales terminaría desplazando, sino totalmente, en una gran medida a la palabra escrita, Daniel Cassany (1999) se refiere a esta falsa percepción[3] el célebre autor afirma que al contrario de lo que se percibe, se escribe cada vez más, en el sector profesional y publico administrativo, en los colegios, apuntes, ensayos, exámenes, etc, se hace esto más que evidente. 

Lo expuesto por Cassany es hoy día, varios años después, una realidad aun más fácil de apreciar, puede observarse como ejemplo el éxito de libros de ciencia ficción que han sido llevados con similar éxito a la pantalla grande o el masivo uso de las redes sociales de blogging como blogger y similares o de microblogging[4] como el famoso twitter con más de 100 millones de usuarios activos diarios que básicamente van allí a escribir y a leerse entre ellos, también se puede apreciar en el mercado laboral como evidente la importancia de la lectura y la escritura, para presentar informes, planear estrategias, acceder a grados académicos o ascensos, debido a que un escrito argumentativo o expositivo generalmente es un requisito exigido en todas las instituciones, entidades y empresas que aspiren en el algún grado a la tecnificación y a la excelencia, además en un estadio anterior, para quien no tenga desarrolladas estas capacidades vera anuladas sus posibilidades de acceder a un trabajo digno que le permita mejorar su nivel de vida y en un contexto general, un país que no promueva la educación está condenado al subdesarrollo y la quiebra económica. 

Cassiny (1999) afirmaba que la falsa percepción de decadencia de la escritura estaba unida a otro fenómeno, la incorrecta enseñanza de este proceso en las escuelas, para él estos dos fenómenos están íntimamente relacionados, la gente percibe incorrectamente la importancia y vigencia de la escritura precisamente porque esta se enseña de una manera distorsionada como un proceso complicado, reservado no solo para mentes maestras sino además como una especie de don, nada más alejado de la realidad, todo ser humano puede desarrollar la capacidad para comunicarse por escrito así como puede desarrollar la capacidad de comunicarse oralmente. 

Sin embargo este autor español propende por una flexibilización de la forma en los escritos, preocupado por la mala imagen que produce actualmente abordar la escritura propone incluso en alguna medida abandonar la ortografía, cosa que sin lugar a dudas es nociva, se requiere de cierto rigor científico cuando de abordar temas importantes se trata, no siempre es posible hacer sencillo y comprensible lo valioso, como afirma el insigne escritor, a menos que se trate de literatura recreativa, en los casos que se abordan temas técnicos o científicos es preciso tener un lenguaje técnico correcto y preciso evitando lo coloquial, este lenguaje obviamente no es manejado por la mayoría de las personas lo que lo haría difícil de comprender pero es necesario para evitar confusiones, es verdad que “La lengua es bastante versátil y rica para poder expresar de forma sencilla cualquier significado”[5] pero también es muy cierto que existen diferencias de matiz entre las regiones, tanto que podemos hablar de un español latino y un español europeo donde los significados de algunas palabras variaran, amén de las diferencias culturales entre un región y otra de un mismo país, por ello se hace necesario la rigurosidad en la forma para que cualquier lector capte la idea exactamente como es y evitar interpretaciones erradas, por ejemplo en el caso de un manual de instrucciones o la redacción de un contrato de arrendamiento. 

Escribir como medio de comunicar nuestro conocimiento buscando un fin especifico (acceder a un grado o título profesional, ascenso o remuneración económica) o simplemente por satisfacción personal siempre tiene un primer estadio: leer, sino se lee difícilmente se tendrá algo que escribir o resultara mucho más difícil expresarse debido a lo limitado del vocabulario, pero ¿Qué leer? Sábato al respecto afirma que se debe leer lo que nos interese, difícilmente se podrán obtener buenos resultados si se aborda el estudio de una materia que cause desagrado en el lector, este famoso autor expone en un entrevista sus puntos de vista sobre cómo se debe educar a la juventud en la lectura, él desde su posición de escritor consumado brinda ciertas claves que pueden resumirse en una sola cosa: pasión por el conocimiento, el estudiante, el lector, el investigador debe apasionarse por lo que está leyendo, sin duda Sabato y Cassiny encontrarían puntos en común cuando de métodos de enseñanza se trata, pues al analizar los dos puntos de vista se evidencia que comparten la idea de que se viene impartiendo una educación inflexible que genera una concepción negativa de la lectura y la escritura, haciendo que el estudiante finalmente desarrolle si no fobia, hastío por el proceso de lectura y escritura y si el proceso de leer implica una transformación[6] ¿Cómo podría el lector tener un estado de ánimo[7] correcto para permitir esta transformación? Allí debe contarse con maestros comprometidos con la formación integral del estudiante, un maestro como lo desea Sábato, flexible y con la capacidad de generar interés en el estudiante por la materia de estudio. 

Un estudiante correctamente motivado se apasionara por lo que estudia afirmaba Sábato, un estudiante apasionado será transformado nos explica Larrosa, Estanislao y Freire coinciden en afirmar que lectura y escritura están íntimamente relacionados[8] y Cassany nos enseña que cualquier estudiante puede escribir, de los cinco maestros podemos sintetizar que la lectura y la escritura están íntimamente relacionadas y que desarrollar las competencias que requieren estos procesos son el núcleo fundamental del proceso de aprendizaje, mas aun se puede afirmar que para escribir se requiere leer correctamente, es decir con una disposición adecuada. 

Sin partir de la imposibilidad de escribir absolutamente nada si no se conoce el código, puede afirmarse sin temor a equivocarse que no se puede escribir si no se lee, mas allá de elegir un estilo si se pretende escribir una obra literaria, si lo que se pretende es transmitir o demostrar que se maneja cierto nivel de conocimientos es muy poco probable que ese conocimiento haya sido revelado íntegramente al escritor en ciernes, más bien se tratara como es generalmente, del fruto del encadenamiento de diversos esfuerzos investigativos que han hecho varios hombres a lo largo de toda la vida, de allí se toma el sustrato con el que se elaboran los distintos textos, no queriendo decir esto que no existe novedad, siempre el autor aporta su personal estilo, opinión o contexto aun si se trata del más sesudo estudio de las secuencias de ADN elaborado con el mayor rigor técnico. 

Para sintetizar y a modo de conclusión se puede afirmar con respecto al interrogante planteado que los procesos de lecto escritura son el núcleo del aprendizaje en primera medida porque los textos serán el método por excelencia utilizado para crear y transmitir conocimiento no perderán vigencia y por el contrario serán cada día más utilizados y más valiosos y en la época que corre gracias a las diversas herramientas están al alcance de cualquier persona que para su correcta apropiación solo requiere de una correcta disposición, motivación, voluntad y un poco de buena dirección en los primeros estadios de su educación. 


BIBLIOGRAFIA 

Cassany, Daniel. (1999). Actitudes y valores sobre la composición escrita. Alegría de enseñar. 

Catanio , Carlos. La letra y la sangre. 

Estanislao Zuleta, Sobre la lectura. 

FREIRE, Paulo. La importancia de leer y el acto de Liberación 
Siglo XXI editores

Larrosa Jorge ¿Qué es leer? 

Pérez, Latre F. Las nuevas redes sociales, ¿moda o revolución? 

Nuestro Tiempo Revista cultural y de cuestiones actuales de la Universidad de Navarra. N°669 enero-febrero 2010. http://www.unav.es/nuestrotiempo/es/temas/las-nuevas-redes-sociales-moda-o-revolucion

Lucila Gualdrón de Aceros, Rafael Barragán, German Chapeta y Luz Marina Gutiérrez.( 2004) Módulo digital taller de lenguaje: leer y escribir para gestionar el conocimiento Universidad Industrial de Santander. 

[1] Consultar la web de la UNESCO donde se evidencia claramente la importancia de la educación en el desarrollo económico de una nación. http://www.unesco.org

[2] Para conocer un poco más sobre sociedad de la información consultar el enlace web de la cumbre mundial sobre la sociedad de la información http://www.itu.int/wsis/implementation/index-es.html

[3] Cassany, Daniel. 1999. Actitudes y valores sobre la composición escrita. Alegria de enseñar. MFN: 354 
FECHA ENT.: 08-07-1998 




Pérez Latre, Francisco Javier. Las nuevas redes sociales, ¿moda o revolución? Nuestro Tiempo Revista cultural y de cuestiones actuales de la Universidad de Navarra. N°669 enero-febrero 2010. 



Cassany, Daniel. 1999. Actitudes y valores sobre la composición escrita. Alegria de enseñar. MFN: 354 
FECHA ENT.: 08-07-1998 

[4] Pérez Latre, Francisco Javier. Las nuevas redes sociales, ¿moda o revolución? Nuestro Tiempo Revista cultural y de cuestiones actuales de la Universidad de Navarra. N°669 enero-febrero 2010. 

[5] Cassany, Daniel. 1999. Actitudes y valores sobre la composición escrita. Alegría de enseñar 

[6] Larrosa Jorge. ¿Qué es leer? “…leer no es lo que nosotros pensemos del texto, sino lo que desde el texto o contra el texto o a partir del texto podamos pensar de nosotros mismos…” “…Cuando el leer tiene efectos en uno, le forma a uno, le transforma, o le deforma…” 


[7] Sábato nos habla de una disposición de ánimo necesaria para leer, Nietzsche citado por Estanislao Zuleta repetidamente en su ensayo “Sobre la lectura” nos habla igualmente de una disposición del espíritu fácilmente asimilable a lo expuesto por Sábato, encontrándose allí un punto de convergencia entre las tres grandes mentes del mundo de las letras. 


[8] Estanislao (Sobre la lectura) afirma “…solo se puede leer desde una escritura y que solamente el que escribe lee…” y por su parte Freire escribe “…la lectura de la palabra no es sólo precedida por la lectura del mundo sino por ciertas formas de “escribirlo” o de “re-escribirlo”, es decir de transformarlo a través de nuestra práctica consciente…”